Dormición de la Virgen

Se trata de una imagen yacente de la Virgen María en el misterio de su dormición o asunción a los cielos. Es una talla en madera finamente policromada, del escultor Miquel Barceló (s. XVIII). Esta imagen, que recibe culto en una urna en la predela del retablo de la capilla de Santa Catalina Thomás, era expuesta –según tradición mallorquina– en el mes de agosto para la solemnidad de la Asunción de la Virgen y su octava. La Virgen descansaba en un llit (lecho), en torno al cual cuatro imágenes de ángeles, sosteniendo un rico palio, le guardaban el tránsito. Este conjunto escultórico era obra del mismo escultor y por causas desconocidas desapareció, mediado el siglo XX, una vez que se relegó al olvido la tradición de exponer en agosto el llit de la Mare de Déu morta.

Desde el año 2009 en nuestra iglesia del Socorro de Palma se ha recuperado esta tradición, al ritmo de su revitalización en numerosas parroquias e iglesias de la ciudad de Palma y en los pueblos de la Isla, atrayendo a multitud de fieles, turistas y personas interesadas en las tradiciones de la iglesia de Mallorca.

La particularidad en el Socorro es, en primer lugar, la imagen que se expone, de una belleza llamativa y con su policromía original. En segundo lugar el marco en que es expuesta: en un sencillo llit en el centro de la capilla de San Nicolás de Tolentino o Siete Capillas, cubriendo el lecho de la Virgen el mejor palio que pudiera pensarse, en piedra marés tallada, de la cúpula ochavada y barroca.

Exclusivo también de esta iglesia, que tengamos conocimiento, es el triduo en honor de la Santísima Virgen en el misterio de su Asunción, cantando durante tres días y en la misma fiesta del 15 de agosto el ángelus solemne y en gregoriano a las 12,00 h., antes de la misa solemne.

Comentarios cerrados.