Capilla del Corazón de Jesús

corazondejesusDesde su origen estuvo dedicada a San Nicolás de Tolentino, hasta finales del XIX en que se dedicó al Sagrado Corazón de Jesús, por la expansión de esta devoción en el orbe católico. Constituye un conjunto de estilo neo-bizantino, que aún su particularidad está correctamente integrado en el conjunto de las Siete Capillas, con su bóveda barroca..

El decorado de la bóveda y paredes laterales, el sagrario y la mesa de altar, se realizaron en torno al año 1875. El retablo con su iconografía, son obra del año 1898. La idea y realización del decorado de la bóveda y muros de esta capilla se debe al venerable sacerdote D. Miguel Maura Muntaner, muy ligado a nuestra iglesia.

El retablo ofrece una línea de estilo neo bizantino. Su diseño es obra del artista Ricardo Ankermann. En el nicho central se contempla la escena de la aparición del Sagrado Corazón a Santa Margarita Mª. de Alacoque, cuyas figuras, de madera tallada y policromada, son obra del escultor palmesano Guillermo Galmés. A ambos lados del retablo sendos lienzos sobre tabla representan al agustino San Juan de Sahagún, que porta en sus manos el cáliz y la Sagrada Forma, y la beata Juliana de Monte Cornelión, agustina promotora de la fiesta del Corpus Christi, por lo que porta en sus manos una custodia para el culto eucarístico. Estas pinturas son obra de Ricardo Ankermann.

El sagrario, sobre un rico pedestal de jaspe, es una artística pieza de madera dorada sobre fondo rojo, con adornos geométricos a modo de arabescos, cuyo remate es una original cúpula igualmente dorada y decorada. A ambos lados del sagrario, sobre el mismo pedestal de mármol, se encuentran dos querubines en actitud orante, obra del escultor D. Luis Font. Todo el conjunto litúrgico fue iniciativa y responsabilidad del siervo de Dios D. Miguel Maura.

La mesa de altar es igualmente un elemento del citado proyecto del Rvdo. Sr. Maura en esta capilla, convertida en lugar de reserva eucarística y adoración, y fue inaugurada juntamente con el sagrario el 29 de mayo de 1875. Esta mesa sigue la línea del conjunto en la decoración de los bordes de la plancha superior de mármol pardo pulimentado. Cinco columnas del mismo noble material, terminadas por capiteles de orden corintio, constituyen el firme apoyo de aquélla. Su base está formada por un plinto de piedra viva que la fija en el suelo.

En ambos muros laterales se abre una puerta, cuyas jambas y dintel, sobre el que va un arco ciego, llevan una decoración geométrica similar a la del conjunto del retablo. Eran el acceso a las oficinas y sacristía de la capilla.

Comentarios cerrados.