Cofradía Creu de Calatrava

calatravaAntiquissima Confraria Creu de Calatrava

La Antiquissima Confraria Creu de Calatrava es la más antigua cofradía de la Semana Santa procesional de Palma de Mallorca. Su origen se encuentra en el entusiasmo de siete cristianos jóvenes, que acompañaban al Sant Crist de la Sang en la tradicional y única –por entonces- procesión del Jueves Santo, desde el Hospital General. Con la idea de renovar la Semana Santa procesional concibieron la idea de organizar una nueva cofradía penitencial. Para ello se dirigieron a Sevilla, con el fin de recabar información que les ayudara a dar forma a su proyecto.

Después de varias reuniones acordaron dar nombre a la nueva institución, que se llamaría Cofradía Cruz de Calatrava y centrar su devoción en una imagen de Cristo crucificado, el Santo Cristo de la Buena Muerte, talla en madera policromada del siglo XVII, de autor anónimo, que recibía –y recibe- culto en una capilla dentro de la Iglesia de Ntra. Sra. del Socorro. La comunidad agustiniana, que está al frente de dicha iglesia, dio apoyo a esta iniciativa de devoción popular, acogiendo a la cofradía y ofreciendo su iglesia como sede canónica de la misma.

Desde el primer momento se hizo un diseño de la vesta o traje procesional de los futuros cofrades, que se conserva hoy día, sin alteración alguna: Una túnica blanca, que cubre todo el cuerpo, ceñida por una correa de color negro, del cual pende en su parte izquierda una tira del mismo color, a la manera de la correa agustiniana; encima de la túnica blanca, va una capa de color negro, que en su parte izquierda lleva bordada en rojo la Cruz de Calatrava. La vesta se completa con una caperuza o capirote del mismo color de la capa, llevando bordadas las Cinco Llagas de la crucifixión en su parte central baja. La vesta se complementa con el uso de zapatos de color negro con hebillas cromadas y guantes negros. Los hermanos portan en la procesión un cirio encendido, con un peso aproximado de 1.800 grs.

Participan por primera vez como hermanos de la nueva cofradía en la procesión del Jueves Santo del año 1902, año que es considerado como fundacional. Fueron quince jóvenes vestidos con las nuevas vestes, confeccionadas en la sastrería de Tomeu Gumbau, y resultó un acontecimiento, reconocido en la prensa local.

Cruz de Calatrava es la cofradía que más pasos procesiona en la Semana Santa palmesana. Son cuatro en total:

Cristo de la Buena Muerte

En el año 1952, con motivo de las bodas de oro de la fundación, se decidió la creación de un paso nuevo, que realizó en madera tallada el insigne escultor Jaime Salvá. Con este paso se procesionaría la imagen del Santo Cristo, acompañado de las imágenes de la Dolorosa y de San Juan Evangelista, que reciben culto junto al Cristo en el camarín del retablo. Ambas imágenes son obra del escultor Marcos Llinás, de 1895 y 1896, respectivamente. A este conjunto escultórico se unieron, a partir de 1952, las imágenes de Santa María Magdalena y de un centurión romano, realizadas en 1950 por el autor del paso, Jaime Salvá. Con este paso participa la Cofradía en la procesión del jueves santo.

Santo Sepulcro

La Cofradía Cruz de Calatrava es la encargada de organizar la ceremonia del Sant Enterrament en la noche del viernes santo en la iglesia del Socorro. Esta ceremonia consta que ya se celebraba en el siglo XIX en esta misma iglesia. Actualmente parte la procesión desde la basílica de San Francisco hasta el Socorro y participan todas las cofradías de la Semana Santa palmesana.

El Sant Enterrament es una ceremonia solemne y muy emotiva, envuelta en silencio penitencial, que ha ido adquiriendo mayor calidad con el paso de los años, y muy reconocida por la comunidad cristiana de Palma.

En dicha procesión se venera una imagen de Cristo yacente, de madera policromada. En su origen, posiblemente el siglo XVII, fue una imagen de crucificado, de escuela mallorquina, adaptado como yacente mediado el siglo XVIII para la ceremonia del Sant Enterrament. Ha sido restaurada en el año 2010, por el taller de restauración Es Taller de Palma, bajo la dirección de Montserrat Dezcallar.

En el año 1989, siguiendo los bocetos de los miembros fundadores de la Cofradía, se realizó un sepulcro para la imagen del Cristo yacente. Y con motivo del centenario de la fundación (2002) la Cofradía realizó una nueva peana para portar el Santo Sepulcro en la procesión del viernes santo.

Jesús Humillado

Se trata de una talla de Ecce Homo (Jesús Humiliat), de fecha y autor desconocidos, aunque atribuido a la escuela mallorquina entre los siglos XVII ó XVIII, que recibe culto en la iglesia capilla de la Mare de Déu dels Desamparats.

Procesiona el lunes, martes y jueves santos en un paso de los años 80 del siglo XX, bajo proyecto de Juan Oliver Vitoria, asesorado por Antonio Juan Vila, y en cuya realización participaron activamente miembros de la Cofradía.

Nuestra Señora de Gracia

La bellísima imagen de Ntra. Sra. de Gracia es una talla de vestir del siglo XVIII, que hasta 1959 era venerada bajo la advocación de Ntra. Sra. de los Desamparados. Recuperó su esplendor en la última restauración realizada en 2012.

Procesiona con la Cofradía desde los años 80 del siglo XX el domingo de ramos y el viernes santo, acompaña al Cristo yacente en el Sant Enterrament, bajo la advocación de Ntra. Sra. de Gracia en su Dolor.

La Cofradía tiene banda propia de tambores y cornetas, que le acompaña en los desfiles procesionales.

Comentarios cerrados.